Salida con la Manada Jeep®, una aventura anunciada.

Mi nombre es Juan, tengo 35 años y hoy les contaré cómo fue mi primera salida con la Manada JEEP.

Empezaré contándoles que desde niño el ADN aventurero se había apoderado de mí, me gustaba estar fuera de casa, viajar y recorrer senderos naturales, hacer fogatas con mis padres y sobre todo salir a acampar.

Ya adulto, junto a mi esposa y mi mascota, empezamos a buscar ese vehículo que se adaptara a lo que somos, un carro lleno de estilo que no desentonara con nuestra personalidad y pudiera brindarnos esas experiencias de aventura que tanto nos apasionan con seguridad y alta tecnología, luego de una corta búsqueda lo encontramos, el destino y la experiencia de amigos cercanos nos llevó directamente a JEEP y fue un match a primera vista, aventura, seguridad y tecnología en un solo vehículo; así fue como llegó nuestra vida nuestro JEEP RENEGADE, simplemente un match perfecto.

A los pocos meses de tener mi JEEP empezamos a seguir las redes sociales de la marca junto a mi esposa, donde veíamos inspiradoras imágenes para salir y disfrutar a bordo de nuestro JEEP; un día, apareció una historia donde invitaban a algunos seguidores a vivir una experiencia en manada, la cual deseábamos vivir desde el día que sacamos nuestro JEEP del concesionario, así que no dudamos en contestar inmediatamente, ya que eran cupos limitados, para participar simplemente debimos responder a una trivia relacionada con la marca correctamente en alguna de sus redes sociales ¡y listo! Al hacerlo me solicitaron unos datos de contacto básicos por medio en un mensaje directo, luego se pusieron en contacto conmigo a través de una llamada telefónica y me pusieron una cita.

Algo que nunca olvidaré y le sumó aún más emoción fue que la señorita que me contactó finalizó la llamada diciendo: “Juan, te esperamos para que vivas toda una aventura en manada”.

Claramente, esperé ese día con grandes ansias, la cita fue un sábado a las afueras de Bogotá; allí nos encontramos con aproximadamente otros 20 Jeeperos, nos brindaron prendas de la Manada JEEP, desayunamos, marcamos los carros con un número que definía nuestro orden en la caravana, y salimos de ruta.

El camino nos encontraría con un terreno mixto entre partes de asfalto y algunas trochas suaves, acompañados de increíbles paisajes naturales; en cabeza de la caravana estaba Daniel Pereira, un piloto experto 4×4 y embajador de la marca JEEP, que durante el recorrido nos iba explicando a todos los pilotos como sacarle mejor provecho a nuestras máquinas.

De repente uno de los pilotos se acercó mucho a una zanja; tanto que una de sus ruedas quedó en el aire, ¡quedó atrapado!, no había tracción por el lodo, así que varios pilotos bajamos de nuestros JEEPS para darle un empujoncito, sin embargo, el ángulo no ayudaba, pero había un haz bajo la manga mucho más poderoso; Daniel Pereira sacaría de su Jeep una correa de remolque, la ató al JEEP WRANGLER que conducía y en menos de nada, estábamos viendo la demostración del poder Jeep en su máxima expresión, el JEEP de Daniel Pereira estaba remolcando el vehículo que había quedado entre la zanja, aunque en realidad, solo bastó una pequeña acelerada y unos cuantos segundos para que todos estuviéramos de nuevo encarrilados para seguir recorriendo los increíbles paisajes que nos estaban rodeando. Fue una experiencia que además de enseñarnos unos cuantos trucos fue muy emocionante.

Luego de atravesar varias fincas, encontramos un espacio donde empezamos a parquear nuestros vehículos en medio de la naturaleza, ya era hora de almuerzo, así que la marca había preparado un espacio al aire libre donde un chef se encontraba preparando hamburguesas artesanales; mientras comíamos compartíamos experiencias de viaje y aventura con otros Jeeperos, me sorprendí de tantas cosas en común que tenía con estas personas entre rizas y charlas sentía que había llegado a un lugar donde encajaba muy bien.

Como cierre nos obsequiaron algunos insumos de cocina muy elegantes, pero con un toque rústico que nos encantaron y tuvimos el espacio para tomarnos fotografías, charlar y aprender mucho más de nuestro JEEP.

Felices y con varias anécdotas para contar para toda la vida finalizaría el día, vivimos una experiencia llena de trabajo en equipo, de aprendizaje y de paisajes mágicos; ahora cada vez que me acero a la cocina y veo algún producto de los que me obsequiaron en esa ocasión o incluso veo algún otro JEEP cerca al mío por la autopista, las ganas de salir de nuevo son incontenibles y empiezo a pensar en la siguiente travesía junto a mi esposa, mi mascota y claramente mi JEEP.

No todo se ve bien embarrado, un Jeep® sí.

– Los autolavados gastan en promedio de 250 a 300 litros de agua por cada automóvil, según un informe revelado por la organización ambiental de origen español Ecodes.

– Más del 80% de las aguas residuales resultantes de actividades humanas, como el lavado de vehículos, se vierten en ríos y mares sin ningún tratamiento, lo que provoca su contaminación.

– Según un estudio realizado por la Fundación Aquae, si continuamos con la actual tendencia de consumo de agua potable, en 2050 la mitad de la población mundial sufrirá escasez de este recurso.

– Las aventureras todo terreno de Jeep® crean la campaña Jeep® x Water para desincentivar el lavado de estos vehículos, como una valiosa forma de ahorrar agua.

– En condiciones extremas de suciedad es necesario lavar el vehículo.

Bogotá, marzo 2022. La tierra, el barro y la suciedad, hacen parte de la belleza y aventura que caracteriza a los emocionantes Jeep®. Que estén sucios forma parte de esa naturaleza, que le imprime carácter y personalidad inigualables. Sin embargo, aunque los Jeep® nacieron para embarrarse, no es la única razón por la que la marca invita a no lavarlos a través de su nueva campaña.

Jeep®, en torno a su aventurera personalidad, lanza la campaña Jeep® X Water, con la que busca generar conciencia sobre el incalculable e innecesario gasto de agua que se hace al lavar los autos; pues según un estudio revelado por la organización española Ecodes, los autolavados gastan en promedio de 250 a 300 litros de agua por cada automóvil, cantidad considerada alarmante. De igual forma, la Fundación Aquae revela que, si continuamos con la actual tendencia de consumo de agua potable, en 2050 la mitad de la población mundial sufrirá escasez de este recurso.

Por esta razón, Jeep® invita a través de su campaña Jeep® x Water, a todos sus usuarios a estar orgullosos de lucir por mucho más tiempo su todoterreno sucio, mientras contribuyen a un ahorro significativo del agua, con el que se espera economizar 50,000,000 litros de este recurso natural durante este 2022.

Bajo su gran capacidad de aventura y su notable sentido de responsabilidad Jeep® lanza Jeep® x Water, animando a sus usuarios a crear prácticas amigables con el medio ambiente, que les permitan tener aventuras mucho más sostenibles, mientras dejan salir a flote la verdadera naturaleza y personalidad de las todo terreno.

La marca Jeep® es distribuida en Colombia por Astara, el conglomerado automotor de origen español, cuya representación de 30 marcas  en 16 países de Europa, Asia y Sur América,  lo convierten en uno de los actores más sólidos de la industria a nivel global. En la actualidad, Astara Colombia cuenta con presencia en 26 ciudades del territorio nacional a través de una sólida red que cobija 8 de las más prestigiosas marcas del sector.

Jeep®: 80 años en Manada

La ruta de experiencias regresa

para seguir conquistando territorios en Colombia

El espíritu de aventura, pasión y libertad que ha hecho de Jeep® un ícono mundial, cobra un valor especial cada vez que sus fanáticos se reúnen para explorar nuevos territorios, dominar las condiciones de los terrenos más extremos, disfrutar del aire libre y celebrar en manada la fortuna de llegar a donde se ha querido llegar.

Es por esto que, en el marco de la celebración de los 80 años de la legendaria marca, se anuncia el regreso de la Manada Jeep® a los caminos de Colombia, como un homenaje a esa tierra que forma parte de una historia de coraje, valor, unión y lealtad sobre ruedas.

Así, esta exclusiva ruta de experiencias que desde 2010 ha conquistado los más agrestes caminos de nuestra geografía, sorprendiéndose con paisajes extraordinarios desde la inhóspita Guajira hasta la mágica llanura oriental, continuará su recorrido a bordo de esos modelos que siguen construyendo la leyenda.

Bajo el liderazgo de pilotos profesionales, que llevan impreso en su ADN la esencia de una marca que los hace vibrar, los fanáticos de Jeep® podrán vivir emocionantes aventuras que exaltarán la verdadera capacidad del Jeep® Wrangler, Jeep® Cherokee, Jeep® Grand Cherokee, Jeep® Compass, Jeep® Gladiator y Jeep® Renegade mientras se vuelven a encontrar para seguir construyendo indestructibles lazos de amistad a prueba de cualquier terreno.

Esta actividad, totalmente gratuita, llevará a los propietarios de Jeep® a disfrutar de esas aventuras que solo una marca, con ocho décadas de historia, es capaz de seguir enfrentando las tormentas, desafiando obstáculos, construyendo caminos y dejando una huella imborrable en quienes han hecho de ella un estilo de vida.

Catalogada como una de las experiencias más exitosas  del continente, Manada Jeep®, en su temporada 2021, continuará marcando territorio en  el caribe, los llanos orientales, las cordilleras y el inmenso valle para celebrar juntos 80 años de una aventura interminable.

Jeep® es distribuida en Colombia por el grupo Hispano-chileno SKBergé a través de una sólida de red de concesionarios presente en el 90% del territorio nacional y que comercializa los modelos Jeep® Wrangler, Jeep® Cherokee, Jeep® Grand Cherokee, Jeep® Compass, Jeep® Renegade y Jeep® Gladiator.

Te invitamos a compartir la historia de los 80 años de Jeep etiquetando

 @manadajeep con el #80AñosEnManada

Jeep® vuelve a sus raíces

Celebrando  80 años de aventura

Pasión y libertad en el tradicional desfile de Yipaos de Armenia

  • Jeep® rendirá homenaje a sus ancestros acompañándolos en el tradicional  desfile del Yiapo, que reúne más de 40 modelos, que desde 1946,  rondan por los caminos  del Quindío
  • El desfile tendrá lugar el domingo 14 de noviembre, desde las 11:00 a.m., en el marco de las Fiesta Cuyabras, que conmemoran  132 años de fundación de la ciudad.
  • Jeep® continúa en 2021 con su programa de responsabilidad social, apoyando a los yiperos que mantienen viva esta tradición

Jeep® celebra sus 80 años volviendo a la raíz, a la tierra de sus ancestros, a los caminos en los que por años los Willys fueron indispensables para el crecimiento de una región que representa dureza, firmeza y temple. Y qué mejor ocasión para  rendir  homenaje a esos orígenes, que a través de la participación de la marca  en la edición 2021del tradicional desfile del Yipao, declarado Bien de Interés Cultural Intangible del Departamento del Quindío y Bien de Interés Cultural Inmaterial del Municipio de Armenia.

Y es que la historia de Jeep® no podría contarse sin incluir el papel del Willys en esta región,  que convirtió al yipao en una de las expresiones más genuinas del sentir de su pueblo, ese que  durante más de 60 años ha visto cómo las  “mulitas mecánicas”, han contribuido con  desarrollo rural de esta zona del país,   llevando los pesados sacos de café al molino, los insumos para la cosecha, los materiales para construir las casas y hasta a la gente que se transporta entre las veredas y caseríos, dejando tras de sí un legado de valentía y fortaleza sin igual.

El  colorido desfile que inició su travesía en 1.988,  tendrá lugar el próximo 14 de noviembre, a partir de las 11:00 a.m, y  recorrerá por primera vez las principales calles de la capital del Quindío, para honrar y emular la labor que estos vehículos con alma de tractor, han liderado, hasta convertirse en uno de los símbolos más representativos de la cultura del café.

La participación de Jeep® no solo se dará a través de la inclusión de sus modelos actuales dentro del recorrido, sino mediante el apoyo económico que desde 2012 forma parte de esa responsabilidad social que le ha permitido establecer un contacto directo con los yiperos de la región para salvaguardar esta tradición cultural, que sirve de sustento para cientos de familias quindianas.

Según datos arrojados por Corpocultura, más de 600 yiperos y sus familias viven actualmente de los recursos económicos generados por el uso de este legendario vehículo en actividades agrícolas y  de  transporte; sin embargo, la dramática caída de los ingresos, sobre todo, durante los últimos dos años, ha  ubicado  a esta población en condiciones de vulnerabilidad, desembocando en  una problemática social que  amenaza con la desaparición de  la manifestación cultural del Yipao y el uso del Jeep® Willys como transporte tradicional del triángulo del café.    Según Adriana Casadiego, directora de Jeep® para Colombia” En este sentido, el compromiso de Jeep® es y seguirá siendo con quienes han llevado a cuestas la responsabilidad de mantener vivo este ícono de superación, valentía, y amor por lo nuestro, lo que no solo nos motiva a participar con orgullo en eventos como éste, sino a seguir trabajando de la mano de esta comunidad para que estos vehículos no desaparezcan y sigan formando parte de esa historia que aún   tenemos el lujo de disfrutar”.

Jeep® es distribuida en Colombia por el grupo Hispano-chileno SKBergé a través de una sólida de red de concesionarios presente en el 90% del territorio nacional y que comercializa los modelos Jeep® Wrangler, Jeep® Cherokee, Jeep® Grand Cherokee, Jeep® Compass, Jeep® Renegade y Jeep® Gladiator.

Te invitamos a compartir la historia de los 80 años de Jeep etiquetando

 @manadajeep con el #80AñosEnManada

80 años construyendo la leyenda

Los modelos más emblemáticos de Jeep®:

Verdaderos pioneros del camino

Bogotá, mayo de 2021. 2021 no solo es el año en que se conmemoran ocho décadas de una leyenda. Este es el año que rinde homenaje a aquellos modelos que han abierto el camino creando, rompiedo esquemas, marcando tendencias, conquistando territorios, superándose a sí mismos y construyendo la trayectoria de un ícono legendario.

Un camino que tiene como punto de partida al famoso Jeep® Willys, creado en tiempo record a raíz de un concurso militar para convertirse en protagonista de la Segunda Guerra Mundial, en donde haciendo gala de su poder, jugó un papel determinante en la victoria de los Aliados. Es tal su peso en la historia que aún 80 años después, su nombre sigue siendo un símbolo universal de libertad. El Jeep® Willys no solo inventó la categoría, su nombre antecede a los todoterreno del mercado y marcó la pauta de una generación de vehículos hechos para vencer.

(1941-1945)
Willys-Overland MA/MB: El origen de la leyenda

Willys-Overland fue el ganador del concurso organizado por el Gobierno de Estados Unidos para fabricar un “vehículo de reconocimiento ligero” apto para las maniobras que el ejército debía llevar a cabo, en el marco de una guerra que parecía perdida. Luego de modificaciones y mejoras, su diseño ‘MA’ de 1941 (‘M’ de militar y ‘A’ del número de serie), incluía una palanca de cambios en la columna de dirección, cortes de carrocería bajos en los laterales, dos cuadros de instrumentos circulares en el salpicadero y un freno de mano en el lado izquierdo.

El MA fue el prototipo que llevó a la producción del Overland MB: el verdadero pionero de esa leyenda, que comenzó a conquistar el mundo transportando tropas, y haciendo las veces de ambulancia y vehículo de reconocimiento.

Los primeros 25.000 MB salieron de la línea de montaje equipados con una rejilla de radiador con ranuras longitudinales, pero fue solo hasta abril de 1942, que esa parrilla se convertiría en parte del ADN de la marca. Durante la Segunda Guerra Mundial, Willys-Overland construyó más de 368.000 modelos MB, para el ejército americano. El número de chasis del primer Willys MB fue el 10000102, mientras que el último vehículo de esta serie se fabricó el 21 de julio de 1945.

(1945-1949)
Jeep CJ-2A: El primer civil de Jeep®

Después de la guerra, Willys registró la marca “Jeep” con intención de convertir el modelo en un vehículo utilitario todoterreno para su uso en las granjas americanas, lo que dio paso a un Jeep® universal para uso civil. El CJ-2A, (CJ significa Civilian Jeep®) que inició su producción en 1945, incluía un portón trasero, un neumático de repuesto instalado en la parte lateral, faros de mayor tamaño, una tapa de combustible externa y componentes a los que sus predecesores militares no le daban mayor impotancia.

Muchas de las características del CJ-2A entre las que se cuentan su motor I-4 de 2.195 cc (134 pulgadas cúbicas), una transmisión T-90A, caja de transferencia Spicer 18 y un eje delantero Dana 25 completamente flotante y eje trasero Dana 23-2, se encontraron en modelos posteriores de la marca. El CJ-2A fue producido durante cuatro años, sentando las bases de la moderna producción en masa de vehículos Off-Road.

1946-1965
Jeep® Willys Wagon: Pasos de gigante

Un vehículo estilo wagon con una distancia entre ejes de 104.5 pulgadas (265 centímetros) fue el pilar de los primeros modelos para pasajeros de la marca. Adaptado a las familias de la época, con 7 asientos extraíbles para aumentar el espacio de carga, el Willys Wagon fue presentado como una opción asequible, que le permitió ubicarse rápidamente entre los preferidos del público.

Con el Willys Wagon, Jeep® fue pionera en la categoría de los utilitarios deportivos, permaneciendo en producción hasta 1965. Fue reemplazado por el Wagoneer, antecesor del Grand Cherokee actual, que creó el segmento ‘Premium Large SUV en 1963.

1955-1983
Jeep® CJ-5: Más allá de la movilidad

En 1955, los ingenieros de Kaiser presentaron el CJ-5, basado en el M-38A1 de la guerra de Corea del 51, con un diseño de defensas delanteras redondeadas que representó la transición de la marca hacia los vehículos de recreación. La optimización de sus motores, ejes, transmisiones, se sumó al confort de los asientos, convirtiéndolo en la opción ideal para alimentar el creciente interés del público americano en los vehículos todoterreno.

Un poco más grande que el CJ-3B, ya que incluía una mayor distancia entre ejes (205 cms) y más longitud total, este modelo sin lugar a duda escribió un capítulo especial en la historia de Jeep® al ostentar el cliclo de vida más largo. Más de 600.000 CJ-5 se produjeron durante cerca de 28 años.

1963-1983
Jeep® Wagoneer: Primer premium 4X4

El Jeep® Wagoneer de 1963 fue el primer vehículo de tracción en las cuatro ruedas con transmisión automática y una suspensión delantera independiente, lo que lo convirtió en un verdadero revolucionario de su época. Como si no bastara, inventó la categoría Premium Large SUV, con una carrocería de aspecto elegante y moderno que pronto hizo que sus rivales se sintieran cosa del pasado.

Fue tal el éxito de este modelo de gran tamaño, que las ventas generales de Jeep® se incrementaran en 60%.

1984-1991
Jeep® Grand Wagoneer: El lujo de los SUV

El Grand Wagoneer ofreció a los compradores una combinación de características de serie nunca antes vistas en el mercado, y entre las que se destacaron su tapicería en cuero, aire acondicionado, radios estéreo AM/FM/CB, mayor insonorización y páneles exteriores de color madera que le aportaban clase y distinción.

Este modelo incorporaba un motor V-8 de (5.9 litros), con mayor potencia y torque, así como la mayor capacidad de remolque del segmento, que contribuyeron a darle el calificativo popular de “GrandDaddy”.

Popular entre las celebridades del momento, el Grand Wagoneer, se mantuvo en producción hasta el año 91, siendo hoy por hoy un objeto de deseo entre los más selectos coleccionistas de la industria.

1974-1983
Jeep® Cherokee (SJ): El lider de la tribu

1974 fue el año que vio nacer uno de los modelos insignia de la marca americana. Dirigido a compradores más jóvenes que los del Wagoneer, el Jeep® Cherokee, potente y deportivo, cautivó con una línea que pronto pasaría a ser un emblema de la década de los setenta.

Destinado a convertirse en leyenda, este vehículo que adoptó el nombre de la tribu de los indios de América del Norte, fue diseñado por Brooks Stevens bajo la concepción de ofrecer a sus ocupantes emocionantes escapadas Off-Road. Para esto, los ingenieros de Jeep® lo equiparon con tracción en las cuatro ruedas acoplada al sistema Quadra-Trac, que para ese entonces era de aluminio y usaba un único tercer diferencial de deslizamiento controlado para proporcionar, de forma automática, tracción a los dos ejes.

En 1977 apareció por primera vez la carrocería de cuatro puertas, escribiendo un nuevo capítulo en la historia de la leyenda.

1984-2001
Jeep® Cherokee (XJ): Bienvenida a los SUV compactos de cuatro puertas

Fue el primer diseño Jeep® de AMC y primer Jeep® wagon desde el lanzamiento del Wagoneer, lo que allanó el camino para que poco después se posicionara como el modelo de mayor venta de la marca.

El Cherokee (XJ) representó un avance extraordinario respecto a su antecesor, el SJ, al ser más corto y compacto.

Construido a partir de un chasis monocasco, cuyas principales características eran su levedad y agilidad, este SUV de cuatro puertas se convirtió en el utilitario perfecto para disfrutar dentro y fuera del camino.

Disponible con dos sistemas de tracción 2WD/4WD SelecTrac y CommandTrac de cambio inmediato sobre la marcha, se impuso dentro de su segmento, al punto de liderar las ventas durante 17 años. El Cherokee Limited debutó en 1988 y en 1989 se introdujo un I-6 de 4.0 litros.

2014. Jeep Renegade: El primer SUV compacto con cambio automático de 9 velocidades.

La gama de Jeep® sorprendió en 2014 con el lanzamiento del Jeep® Renegade a nivel mundial, como la primera incursión en el segmento de los SUV de tamaño compacto. Una vez más Jeep® se impuso con un diseño desenfadado y revolucionario, que ofrece además de un consumo eficiente y buenas prestaciones en carretera, la auténtica capacidad todoterreno de esa marca que se hizo en la guerra hace 80 años.

Sin dejar de lado las raíces que hacen honor al Willys, el más rebelde de los modelos de Jeep®, logra entrelazar magistralmente el confort de los vehículos más equipados del sector, con el espíritu aventurero de un vehículo que no se detiene pese a las condiciones del terreno. No en vano, el Jeep® Renegade fue el primer SUV compacto con cambio automático de 9 velocidades y con desconexión automática del eje trasero del segmento.

El exitoso Jeep® Renegade enamora cada vez a más irreverentes, aventureros y dueños de un espíritu joven, enmarcado en la libertad, gracias a esos detalles que lo hacen más audaz, innovador y capaz.

Acerca de la marca Jeep®

Con el respaldo de un importante legado de 80 años, Jeep® es el auténtico fabricante de vehículos todoterreno con capacidad, calidad y versatilidad únicas en su clase para aquellos que buscan viajes extraordinarios.

La marca Jeep® invita a los conductores a vivir la vida al máximo, ofreciéndoles una gama completa de vehículos que continúan brindando a sus ocupantes, la seguridad de poder hacer frente a cualquier viaje con total confianza.

Jeep® es distribuida en Colombia por el grupo Hispano-chileno SKBergé a través de una sólida de red de concesionarios presente en el 90% del territorio nacional y que comercializa los modelos Jeep® Wrangler, Jeep® Grand Cherokee, Jeep® Compass, Jeep® Renegade y Jeep® Gladiator.

Te invitamos a compartir la historia de los 80 años de Jeep etiquetando
@manadajeep con el #80AñosEnManada

Las Pickup de Jeep®

Las Pickup de Jeep®

Una historia de poder

Bogotá, abril de 2021. El reciente lanzamiento del Jeep® Gladiator puede suponer para muchos un verdadero “revolcón” dentro del portafolio de productos de la marca americana, pero cabe recordar que este modelo se traduce en la perfecta evolución de un vehículo que cumple 76 años dentro de la legendaria historia de Jeep® que este año conmemora ocho décadas.

Y es que la guerra tan solo fue el comienzo para Willys-Overland Motors, que en 1.945 daba el primer paso hacia la diversificación de su gama de invencibles con el CJ-2A a la cabeza. Sin uniforme militar pero con el firme propósito de ser tan útil en la recuperación de Estados Unidos como lo fue en el campo de batalla, este modelo fue promocionado como la camioneta ideal para el trabajo de agricultores y constructores. Así, con esa determinación que forma parte de su ADN, Jeep® presenta las bases de lo que sería la primera pickup de la marca, que incluía el mismo motor del famoso MB y esa parrilla de siete ranuras que desde entonces, ha escrito las más emocionantes páginas de la industria automotriz.

Como era de esperarse Jeep® no se conformó ni se detuvo. Transcurría el año 1.947 y mientras Estados Unidos continuaba labrando su recuperación económica en los campos, la marca, consciente de la necesidad de ampliar el mercado de vehículos de trabajo, introdujo el Jeep® Willys Pickup, con una capacidad de carga de una tonelada y una gran similitud con el Willys Wagon. Disponible en configuración de tracción en dos y cuatro ruedas, fue llamado 463 en el momento de su lanzamiento, pero rápidamente se posicionó como Jeep® Truck, lo que le permitió construir una exitosa reputación como el único modelo para “hacer de todo e ir a cualquier parte”.

Los años 50 representaron prosperidad y bienestar, a lo que Jeep® no fue ajeno. Aunque continuó fabricando vehículos de uso militar, impuso un nuevo estilo de vida para los norteamericanos, con versiones idóneas para el trabajo y el ocio, entre las que se destaca el CJ-6. Esta novedad llega para resolver el problema de espacio interior del CJ ofreciendo mayor capacidad de almacenamiento, mayor comodidad y un desempeño todoterreno superior. Con el espacio de carga de una pickup y la movilidad de un típico 4X4 de Jeep®, el CJ-6 mantuvo su producción hasta 1.981.

El camino hacia el perfeccionamiento de las pickup continuaría entre 1957 y 1965, cuando la marca se apartó de los diseños anteriores para dar a conocer la serie de camionetas Jeep® con doble tracción y cabina de conducción adelantada (FC, Forward Control). Su exclusivo diseño que le daba una apariencia sin capó y con frente plano, su capacidad off road y su plataforma de pickup, convirtieron las versiones FC-150 y FC170 en grúas, camiones de basura y de bomberos, entre otros usos que dieron cuenta de su inngebale versaitilidad.

El espíritu libre de la década de los sesenta se apodearía de todas las esferas de la sociedad, una oportunidad que Jeep® supo aprovechar para impirmir a cada diseño esas ansias de comerse el mundo y qué mejor que dar este paso con el lanzamiento del primer Gladiator, un guerrero, valiente y audaz, que incorporó a la esencia de Jeep® las características más relevantes de una pickup. Así, 1962 vio nacer la línea J de camionetas de tamaño completo que compartían la misma plataforma, estilo frontal y mecanismo de potencia que el Jeep® Wagoneer.

El Gladiator estuvo disponible en 120 pulgadas (J-200) o en 126 pulgadas (J-300), que a finales de 1965 llegaron a ser conocidos como J-2000 y J-3000 y fue tal su éxito, que en 1.967 se decidió apartarlo para uso militar, lo que dio origen al M715, un modelo tan dinámico que continuó en producción durante muchos años más como protagonista de la industria forestal, mantenimiento de la telefonía y servicios de salud como ambulancia.

El liderazgo de Jeep® continuó en los años 70, década en la que el nombre Gladiator dejó se usarse para ofrecer los modelos J-10 o J-20, cuya capacidad de carga oscilaba entre media y una tonelada. En 1976 apareció el popular Honcho, cuyo precio subió US699 con respecto a una camioneta J-10 estándar de caja corta. Fue el equivalente del Cherokee Chief con entrevía amplia e incluyó dos versiones: el Sportside con pisadera y el Townside.

Los ochenta representarían una total revolución en la trayectoria de camionetas Jeep® al dejar de ver esta gama como una alternativa exclusiva para el trabajo pesado. Trasladar su uso a la movilidad cotidiana y al ocio, logró imprimir un nuevo aire que llegó de la mano del Jeep® Comanche, también conocido como MJ, una versión fabricada con carrocería unibody, que la hizo única entre las pickups. Más de 190 mil unidades del Comanche se comercializaron entre 1986 y 1992.

Pasarían más de dos décadas para que un nuevo concepto de pickup retornara al portafolio de Jeep®. El regreso del Gladiator que se anunció a nivel global como la pickup mediana más capaz de la historia y la única descapotable del mercado, sorprendió por su robusta utilidad, auténtico diseño Jeep®, libertad de manejo al aire libre, funcionalidad y versatilidad inteligentes.

El Jeep® Gladiator llegó a nuestro país a finales de 2020 para presumir de un robusto y, a la vez, elegante diseño que resulta inmediatamente reconocible, gracias a que conserva las tradicionales características de identidad de la marca, que evocan ese CJ2A que dio inicio a esta aventura. La mezcla de su legendaria capacidad todoterreno con el mejor volumen de carga y remolque de su clase, le han asegurado el primer lugar de preferencia entre los seguidores de la marca americana.

100% Jeep®, 100% pickup, el Gladiator incorpora el motor Pentastar V-6 de 3.6 litros con sistema Stop-Start (ESS) y transmisión automática de 8 velocidades con opción de manejo secuencial. Con una inigualable capacidad todoterreno que incluye en la versión Rubicon, los sistemas 4×4 Select-Trac Full Time 4WD para la versión sport y Rock-Trac 4×4 en Rubicon, tercera generación de los ejes Dana 44, diferenciales de bloqueo electrónico delanteros y traseros Tru-Lok y barra estabilizadora electrónicamente desacoplable, este modelo no deja nada al azar.

Más de 80 características de seguridad activa y pasiva, garantizan el bienestar de todos sus ocupantes, mientras que puertas, bisagras, defensas, marco del parabrisas y puerta trasera, fabricadas en aluminio de peso ligero y alta resistencia, contribuyen a reducir su peso y a mejorar la economía de combustible.  A sus evidentes ventajas se suman la cuarta generación del sistema U-connect con Apple Car Play, Android Auto y pantalla táctil de 8.4 pulgadas para la versión Rubicon y de 7 pulgadas en la versión Sport.

Hechas para ir un paso adelante, superar los obstáculos, suplir las necesidades de los más exigentes y seguir escribiendo la historia, las pickup de Jeep® se suman a esa leyenda que construye, que avanza, que se anticipa y que simboliza la aventura, pasión y libertad de quienes no se detienen.

Producción

El nuevo Jeep® Gladiator es fabricado en Toledo, Ohio, donde los vehículos Jeep® han salido de la línea de producción desde 1941.

Acerca de la marca Jeep®

Con el respaldo de un importante legado de 80 años, Jeep® es el auténtico fabricante de vehículos todoterreno con capacidad, calidad y versatilidad únicas en su clase para aquellos que buscan viajes extraordinarios.

La marca Jeep® invita a los conductores a vivir la vida al máximo, ofreciéndoles una gama completa de vehículos que continúan brindando a sus ocupantes, la seguridad de poder hacer frente a cualquier viaje con total confianza.

Jeep® es distribuida en Colombia por el grupo Hispano-chileno SKBergé a través de una sólida de red de concesionarios presente en el 90% del territorio nacional y que comercializa los modelos Jeep® Wrangler, Jeep® Cherokee, Jeep® Grand Cherokee, Jeep® Compass, Jeep® Renegade y Jeep® Gladiator.

Te invitamos a compartir la historia de los 80 años de Jeep etiquetando

 @manadajeep con el #80AñosEnManada

Jeep 80 años

Al celebrar 80 años de historia la marca Jeep® recuerda

El año que dio vida a la leyenda

Bogotá, abril de 2021.  1.941 trajo consigo un halo de inspiración que motivó decisiones tan trascendentales que cambiaron el curso de la historia. Sus días vieron delimitar las nuevas fronteras entre Alemania y la Unión Soviética, acompañaron el cambio de la nacionalidad alemana de la actriz Marlene Dietrich por la estadounidense, fueron testigos del primer vuelo del Avro Lancaster y registraron la abdicación al trono del Rey Alfonso XIII de España, quien cedió la corona a su hijo Alfonso de Borbón. Durante este año el encuentro entre los dictadores Franco y Mussolini sorprendió al mundo, al igual que la muerte de Guillermo II, el último emperador de Alemania.

Entre tanto la escritora Virginia Woolf apagaba sus ojos, Plácido Domingo y Bernardo Bertolucci recibían el regalo de la vida, Chile con oídos sordos a los problemas bélicos del otro lado del planeta, disfrutaba de la 16ª Copa América, mientras el acorazado Bismarck era hundido por buques británicos y la cadena americana WNBT emitía el primer anuncio televisivo de la historia. Y aunque Reinhard Heydrich, segundo al mando de la SS finalizaba la redacción del documento que detallaba la solución final al “problema judío” y Alemania continuaba avanzando hacia sus oscuros propósitos, la empresa Willys-Overland Motors desarrollaba en silencio el vehículo que traería una nueva luz de esperanza.

Así, 1941 fue también el año que dio vida a la más grande leyenda automotriz. Tras el estallido de la II Guerra Mundial, el Estado Mayor del Ejército de EE.UU. convocó un concurso para el diseño y construcción de un vehículo de combate. La oferta fue enviada a 135 fabricantes de automóviles, pero fue desestimada por la mayoría pues el plazo de presentación del prototipo era tan solo de 49 días, apenas el tiempo necesario para leer el pliego, cuyas características incluían entre otras características tracción 4X4, distancia al suelo de 16 cm, peso máximo de 590 kilos, carga útil de 272 kilos, máxima distancia entre ejes de 2.032 mm y velocidad mínima sostenida en TT de 5 Km/hora.

Solo la Bantam Motor Company presentó a tiempo su prototipo diseñado por Karl Probst, pero dadas las carencias del motor se aceptó a estudio el Quad de Willys-Overland presentado solo unos días más tarde. Tras múltiples discusiones se estableció una sinergia entre ambas marcas para llevar a cabo este proyecto, y fue así como en 1941, Willys-Overland, ganador definitivo del concurso, obtuvo el contrato para producir 16.000 unidades del Willys MB, fundamental para movilizar por los terrenos más agrestes a las tropas estadounidenses que se hallaban en el frente de combate de la devastadora guerra mundial.

Y mientras la Armada Imperial Japonesa llevaba a cabo una cruel ofensiva contra la base naval de los Estados Unidos en Pearl Harbor, y Alemania e Italia también le declaraban la guerra, ese país avanzaba de la mano de Jeep® en el desarrollo de una estrategia que lo llevaría a obtener la victoria.

Desde su creación Jeep® evolucionó hasta ser símbolo universal de libertad y protagonizar una segunda revolución del automóvil, donde el límite ya no estaba en las carreteras. Pronto el héroe de miles de soldados aliados se convertiría en un estilo de vida capaz de recordar en cada kilómetro recorrido que todo es posible, que los límites solo existen en la mente y que 1.941 pasaría a la historia como el año que tuvo en sus manos dar un nuevo rumbo al destino de la humanidad.

Celebra los 80 años de la marca jeep con: #80AñosXMásAventuras @manadajeep